FILOSOFÍA

             

Audrey Hepburn brilla en la burbuja del enorme televisor a pesar de lo monocromático de la imagen. Por la ventana, más allá del jardín plagado de petunias, la ciudad crece a fuerza de enormes estructuras de hierro. El ama de casa regala belleza, desfilando por la cocina al ritmo que, desde la radio, impone Bill Haley. Desde el horno se escapa un delicioso aroma a pastel que envuelve la escena, y en el centro ella, feliz y plena, entallada en la elegancia de su delantal.

Cincuenta años después, Baking Cakes nace como el sueño de Celeste y Nina, de retomar el espíritu de esa época. Prendas únicas de cocina, delantales y accesorios, que hacen que la mujer de hoy, vuelva a disfrutar de aquellos días. 
Cada modelo responde a una de esas mujeres inspiradoras y se confecciona a partir de la cuidada elección de telas y diseños, logrando arrancar admiración y grata sorpresa.

La receta es infalible. Ojos enmarcados con delicadeza, en una línea que resalta la curva de las pestañas. Un toque sutil de carmín en los labios a tono con el rubor esfumado de las mejillas. Las más osadas, si lo prefieren, pueden colocarse un insinuante lunar a un centímetro de la comisura. Todo se conjuga con el colorido de tu Baking Cakes, que deberás rematar en un frondoso moño que resalte tu talle. El condimento lo pondrán, sin duda, elogios y suspiros de los felices admiradores.

(Por nuestro poeta, Gonzalo Galvez Romano)

Newsletter

Redes Sociales

Contactanos